Se acerca el momento de la boda, ¿y no sabéis cómo calmar los nervios? ¡Tranquilos! Os proponemos planes en pareja para relajarse el día antes de la boda. ¡Ponedlos en práctica!

4 planes para relajarse el día antes de la boda

Regalaos con un masaje en pareja

Un masaje corporal de 45 minutos o de una hora os dejará como nuevos. ¿Lo mejor? Que podéis decidir si lo queréis hacer cada uno por separado o los dos juntos. ¿Puede haber una mejor manera de calentar motores de cara al gran día!

Otra opción es ir a un spa urbano o a un balneario y disfrutar allí de todos lo beneficios del agua: circuitos termales, baños de burbujas, flotárium… Es uno de los trucos para relajarse que siempre funciona.

Comed o cenad en pareja

¿Más trucos para relajarse? Nadie como vuestra pareja puede entender cómo os sentís, así que una buena idea puede ser que salgáis a disfrutar de una deliciosa comida o cena los dos solos. Aunque para evitar que el nerviosismo aumente, ¡evitad hablar de la boda! Recordad viejas batallitas, deciros lo mucho que os queréis, reír… No habrá mejor manera de relajaros. ¿O preferís hacer un picnic los dos juntos?

Escuchad música relajante

Puede ser jazz, indie, pop, rock, soul, country, blues… Lo importante es que no falte. Lo ideal sería poneros los cascos y sucumbir al encanto de vuestros ritmos preferidos sin hacer nada. Aunque también os podéis llevar la música con vosotros al gimnasio, a dar un paseo, si decidís salir a correr… ¡Lo que es seguro es que os ayudará a relajaros!

Apagad vuestro teléfono móvil

A la hora de organizar la boda habéis pensado hasta en el último detalle, así que está todo en marcha. Aunque el día antes de la boda es posible que tengáis que concretar un par de cosas con algunos colaboradores de cara al gran día.

Tanto si decidís hacerlo vosotros como si finalmente delegáis la tarea en alguien de total confianza, como vuestros padres, hermanos, damas de honor o best men, “pasad” también durante unas horas del teléfono móvil. Apagadlo, ponedlo en modo avión, dejadlo “olvidado” en algún cajón… No tener el móvil sonando o vibrando sin parar cada vez que os llegue un mensaje también os ayudará a dejar el estrés a un lado.

Valóranos